Portada » Abundancia

Abundancia

abundancia

La abundancia se define como la situación en que tenemos todas nuestras necesidades cubiertas y poseemos cualquier cosa material en demasía.

La abundancia se puede poner de manifiesto de distintas maneras, puede llegar en forma de amistades, dinero, sabiduría, creatividad, buena salud, relaciones amorosas, energía mental y entusiasmo, paz interior y de muchas otras formas. Pero independientemente de cómo se manifieste la abundancia, la idea aquí es que estos efectos son los resultados espontáneos del despertar espiritual interior

Abundancia espiritual

Al hablar de abundancia espiritual nos referimos a la presencia en nosotros del espíritu santo, esto se ve reflejado a través de los frutos del espíritu, cuando estamos atravesando la etapa de abundancia en nosotros reina el gozo, la paz, la paciencia, el amor, la bondad, la fe y la templanza, entre otros.

En ese momento entramos en la etapa de felicidad plena, que viene como consecuencia de obedecer el espíritu santo.

La abundancia que debe preocuparnos mas es la espiritual, no la material. De hecho, Dios no está muy preocupado por las circunstancias físicas de nuestra vida. Nos asegura que no tenemos que preocuparnos por lo que vamos a comer o vestir.

Mateo 6: 25

25 Por tanto os digo: no os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento y el cuerpo más que el vestido?

Las bendiciones materiales pueden ser o no parte de una vida centrada en Dios, así como tampoco la riqueza o pobreza es una indicación segura de nuestra posición ante Dios. 

Abundancia de Dios en la Biblia

La vida de un creyente se mantiene girando en torno a crecer en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, esto nos da a entender que la vida abundante es un proceso continuo de aprendizaje. 

La vida abundante inicia una vez que venimos a Cristo y lo recibimos como salvador, y esa vida que dura toda la eternidad. La vida en Cristo no tiene numero de días, salud o enfermedad, familia, casa, dinero u ocupación, lo único que menciona es el conocimiento de Dios, que es la clave para una vida verdaderamente abundante.

Versículos de abundancia

Lucas 6: 45

45 El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca el bien; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca el mal; porque de la abundancia del corazón habla la a boca.

Lucas 12: 15

15 Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda  avaricia, porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.

Juan 10: 10-11

10 El ladrón no viene sino para hurtar, y matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en
abundancia.
11 Yo soy el buen pastor; el buen pastor da su vida por las ovejas.

2 Corintios 8: 20-21

20 para evitar que nadie nos reproche esta abundancia que administramos;
21 procurando hacer las cosas con honestidad, no sólo delante del Señor, sino también delante de los hombres.

2 Corintios 9: 6-8

6 Pero esto digo: el que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra en abundancia, en abundancia también segará.
7 Cada uno dé como a propuso en su corazón, no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.
8 Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia; a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra.

Colosenses 3: 15-17

15 Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed  agradecidos.
16 La palabra de Cristo habite en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos los unos a los otros en toda sabiduría con salmos e himnos y cánticos espirituales, cantando con gratitud en vuestros corazones al Señor.
17 Y todo lo que hacéis, sea de palabra, o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios el Padre por medio de él.

1 Timoteo 6: 17

17 A los ricos de este mundo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en la incertidumbre de las riquezas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.

Deuteronomio 15: 4-5

4 Así no habrá mendigo en medio de ti, porque Jehová te bendecirá con abundancia en la tierra que Jehová tu Dios te da por heredad para que la poseas,
5 si sólo escuchas fielmente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y cumplir todos estos mandamientos que yo te mando hoy.

Recomendamos leer Espíritu santo.