Portada » Bendiciones de Dios

Bendiciones de Dios

bendiciones de Dios

En nuestras vidas las bendiciones de Dios se ven de manifiesto en casi todo lo que hacemos y de hecho el 80% de nuestras peticiones están relacionadas con recibir esas bendiciones.

La única condición que Dios nos pone para hacernos participes de sus bendiciones  es que cumplamos con sus mandamientos.

En Deuteronomio 28: 1-17 Dios nos dice:

1 Y acontecerá  que si escuchas diligentemente la voz de Jehová tu Dios, para guardar y para poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, Jehová tu Dios te pondrá en alto sobre todas las naciones de la tierra.

2 Y vendrán sobre ti todas estas bendiciones y te alcanzarán, si escuchas la voz de Jehová tu Dios.

3 Bendito serás tú en la ciudad y bendito serás en el campo.

4 Benditos serán el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tu bestia, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas.

5 Benditos serán tu canastillo y tu artesa de amasar.

6 Bendito serás en tu entrar y bendito en tu salir.

7 Jehová hará que tus enemigos que se levanten contra ti sean derrotados delante de ti; por un camino saldrán contra ti, y por siete caminos huirán delante de ti.

Tiempos de abundancia

8 Enviará Jehová bendición sobre tus graneros y sobre todo aquello en que pongas tu mano, y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da.

9 Te establecerá Jehová como su pueblo santo, como te lo ha jurado, si guardas los mandamientos de Jehová tu Dios y andas en sus caminos.

10 Entonces verán todos los pueblos de la tierra que eres llamado por el nombre de Jehová, y te temerán.

11 Y te hará Jehová sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre, y en el fruto de tu bestia y en el fruto de tu tierra, en el país que juró Jehová a tus padres que te daría.

12 Te abrirá Jehová su buen tesoro, el cielo, para dar  lluvia a tu tierra en su tiempo y para bendecir toda la obra de tus manos. Y prestarás a muchas naciones, y tú no pedirás prestado.

13 Y te pondrá Jehová por cabeza y no por cola; y estarás arriba solamente, y no estarás debajo, si obedeces los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y los cumplas;

14 y no te a apartes de todas las palabras que yo te mando hoy, ni a la derecha ni a la izquierda, para ir tras dioses ajenos para servirles.

Consecuencias de no cumplir con los mandamientos de Dios

15 Pero acontecerá que si no escuchas la voz de Jehová tu Dios, para cuidar de poner por obra todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te ordeno hoy, vendrán sobre ti todas estas a maldiciones y te alcanzarán:

16 Maldito serás tú en la ciudad y maldito serás en el campo.

17 Malditos serán tu canastillo y tu artesa de amasar.