Portada » Cielo – Realmente existe?

Cielo – Realmente existe?

cielo

Con certeza muchas veces te has preguntado que es el cielo y si realmente existe, lee atentamente nuestro articulo y te responderemos o por lo menos haremos el intento.

En este articulo hablaremos del cielo desde el punto de vista cristiano, para muchos el cielo es la superficie superior  que nos rodea por encima de la cabeza y que podemos ver desde la tierra, y en verdad es así, pero desde el punto de vista cristiano el cielo es el lugar donde iremos a reunirnos con Dios y donde finalmente podremos ver su rostro, es el lugar al que irán después de la muerte todos aquellos que se lo hayan ganado.

¿Existe el cielo realmente?

En el libro Genesis se habla de la creación de todo, incluyendo la creación del cielo,  existen varios versículos bíblicos que así lo demuestran, esta fue una de las primeras creaciones de Dios, lo que nos demuestra que si existe.

Genesis 1: 1

1 En el  principio creó Dios los cielos y la tierra.

Genesis 1: 7-8

7 E hizo Dios el firmamento, y separó las aguas que estaban debajo del firmamento de las aguas que estaban sobre el firmamento. Y fue así.
8 Y llamó Dios al firmamento a Cielos. Y fue la tarde y la mañana el día segundo.

Deuteronomio 10:14

14 He aquí, de Jehová tu Dios son los cielos, y los cielos de los cielos, la tierra y todas las cosas que hay en ella.

Deuteronomio 26:15

15 Mira desde tu santa morada, desde el cielo, y bendice a tu pueblo Israel y a la tierra que nos has dado, como juraste a nuestros padres, tierra que fluye leche y miel.

1 Reyes 8:22-23

22 Entonces se puso Salomón delante del altar de Jehová, en presencia de toda la congregación de Israel, y extendiendo sus manos al cielo,                                                                                                                                                        23 dijo: Oh Jehová Dios de Israel, no hay Dios como tú, ni arriba en los cielos ni abajo en la tierra, que guardas el convenio y la misericordia a tus siervos que andan delante de ti con todo su corazón;

2 Crónicas 30: 27

27 Se levantaron después los sacerdotes y los levitas y bendijeron al pueblo; y la voz de ellos fue oída, y su oración
llegó hasta su santa morada, al cielo.

Nehemías 9: 13

13 Y sobre el monte Sinaí descendiste y hablaste con ellos desde el cielo; y les diste decretos rectos y leyes verdaderas, estatutos y mandamientos buenos;

Salmos 11: 4

4 Jehová está en su santo templo; el trono de Jehová está en el cielo; sus ojos ven, sus párpados examinan a los hijos de los hombres.

Salmos 124: 8

8 Nuestro socorro está en el nombre de Jehová, que hizo el cielo y la tierra.

Eclesiastés 5: 2

2 No te des prisa con tu boca, ni tu corazón se apresure a proferir palabra delante de Dios, porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra. Por tanto, sean pocas tus palabras.

En todos los versículos que hemos visto se demuestra la existencia del cielo, y existe desde los dos puntos de vistas que mencionamos arriba.

El cielo si existe

Cuando pensamos en el cielo como toda la superficie superior que nos rodea tenemos la posibilidad de acceder a el, gracias a los avances tecnológicos podemos movernos allí a través de los aviones, transbordadores espaciales, etc., sin embargo, para poder acceder al cielo y su reino cristianamente hablando necesitamos la ayuda de Dios, de otro modo es imposible.

En la realidad moderna el cielo es algo ridículo y en cierto modo hasta se burlan de la fe que podamos profesar.

Muchas personas  de manera general no cree en el cielo en el sentido literal. Aplican estas ideas a una vida en la tierra, todos los lados buenos que experimentamos aquí representan el cielo. Otras personas dan testimonio de haber vivido experiencias en el más allá, en particular en el paraíso. Extrañamente sin conocerse por estar totalmente separados geográficamente, estas personas dan testimonio de cosas similares que él habría visto, oído y experimentado.

El cielo es un lugar de paz de alegría, y de comunión, de descanso, su belleza y magnificencia más allá de nuestra comprensión, no sería igual ni siquiera comparado con el reino más maravilloso de esta tierra.
El cielo es un lugar donde los creyentes se reunirán por la eternidad, aquellos que creyeron en Jesucristo y caminaron con él y en serio en esta tierra, tendrán acceso a este lugar de la eternidad después de que hayan dejado este mundo.

Por Jesucristo, por su gracia y por su amor, Dios nos abre las puertas del cielo, tenemos la opción de creer y entrar o no creer y no entrar.

No dejes de leer Dios esta contigo.