gratitud

Que bueno es abrir tus ojos y  sentir que cada día al despertarte tienes tantos motivos para dar gracias y ser agradecido, eso se llama “gratitud”.

A continuación te comparto algunos versículos bíblicos en los que se pone de manifiesto la gratitud.

Salmos 50: 14-15

14 Ofrece a Dios tu  gratitud, y paga tus votos al Altísimo.

15 E invócame en el día de la angustia; te libraré, y tú me honrarás.

Salmos 50: 22-23

22 Entended ahora esto, los que os  olvidáis de Dios, no sea que os despedace y no haya quien os libre.

23 El que ofrece gratitud me honrara; y al que ordena su camino, le mostrare la salvación de Dios.

Salmos 56: 12-13

12 Sobre mí, oh Dios, están tus votos; te tributare ofrendas de gratitud.

13 Porque has librado mi alma de la muerte, y mis pies de caída, para que ande delante de Dios en la luz de los que viven.

Salmos 92: 1-5

1 Bueno es dar gracias a Jehová, y cantar alabanzas a tu nombre, oh Altísimo;

2 anunciar por la mañana tu misericordia, y tu fidelidad por las noches,

3 con el decacordio y con el salterio, en tono suave con el arpa.

4 Por cuanto me has alegrado, oh Jehová, con tus obras; por las obras de tus manos cantaré de gozo.

5 ¡Cuán grandes son tus obras, oh Jehová!

Salmos 95 : 1-7

1 Venid, cantemos con gozo a Jehová; cantemos con júbilo a la roca de nuestra salvación.

2 Lleguemos ante su presencia con alabanza; aclamémosle con cánticos.

3 Porque Jehová es Dios grande, y Rey grande sobre todos los dioses.

4 En su mano están las profundidades de la tierra, y las alturas de los montes son suyas.

5 Suyo también el mar, pues él lo hizo; y sus manos formaron la tierra seca.

6 venid, a adoremos y postrémonos; arrodillémonos delante de Jehová nuestro hacedor.

7 Porque él es nuestro Dios; nosotros, el pueblo de su prado y las a ovejas de su mano.

Colosenses 3: 16-17

16 La palabra de Cristo habite en abundancia en vosotros, ensenándoos y exhortándoos los unos a los otros en toda sabiduría con salmos e  himnos y canticos espirituales, cantando con gratitud en vuestros corazones al señor.

17 Y todo lo que hacéis, sea de palabra, o de hecho, hacedlo todo en el nombre del señor Jesus, dando gracias a Dios el Padre por medio de él.

Alabemos y pongamos por todo lo alto el nombre poderoso de nuestro Dios, esa es la mejor manera de ser agradecidos y de mostrarle nuestra gratitud.