Saltar al contenido
Portada » La ira de Dios

La ira de Dios

Rate this post

la ira

¿Alguna vez hemos sentido la ira de Dios? La ira es un sentimiento que cada persona en un momento dado de la vida ha experimentado, puede ser justificada o no, la ira descontrolada puede ser perjudicial para quien la siente y para quienes nos rodean, del mismo modo puede desencadenar consecuencias importantes a nivel espiritual.

Sentir la ira de Dios no es algo que podamos decir a ciencia cierta, al principio de los tiempos segun la sagrada escritura pudimos ver varios casos en los que se pone de manifiesto la ira de Dios hacia las acciones de las personas, en la actualidad gozamos de un Dios de amor y justo, que es capaz amarnos de todas las formas posibles, claramente esto nos significa que nuestros actos no tengan consecuencias y pensando en eso debe ser nuestro actuar siempre y en todo momento.

¿Qué dice la Biblia acerca de la ira?

La ira es uno de los 7 pecados capitales y esto le da  mayor grado de importancia, Dios en su momento tambien sintio ira y actuaba en consecuencia, en su caso siempre fue un sentimiento justificado y de acuerdo a su justicia. Tomando los fundamentos biblicos como base podemos encontrar la forma de aprender a manejarla.

Versículos de la Biblia sobre la ira de Dios

Numeros 14: 18

18 Jehová, que es tardo para la ira y grande en misericordia, que perdona la iniquidad y la transgresión y que no deja impune al culpable; que visita la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y la cuarta generación.

Deuteronmio 9: 19

19 Porque temí a causa del furor y de la ira con que Jehová estaba enojado contra vosotros para destruiros. Pero Jehová me escuchó también esta vez.

2 Cronicas 12: 12

12 Y cuando él se humilló, la ira de Jehová se apartó de él, para no destruirlo del todo; y además en Judá las cosas fueron bien.

Nehemias 9: 17

17 y no quisieron oír ni se acordaron de las maravillas que habías hecho con ellos; antes endurecieron su cerviz y, en su rebelión, pensaron aponer caudillo para volverse a su servidumbre. Pero tú eres un Dios que perdonas, clemente y misericordioso, tardo para la ira y de gran bondad, y no los abandonaste.

Job 36: 17-18

17 Pero tú te has llenado del juicio del malvado; el juicio y la justicia se apoderarán de ti.
18 Porque hay ira, cuídate, no sea que la ira te induzca a burlarte, y que la grandeza del rescate te extravíe.

Salmos 7: 6-10

6 ¡Levántate, oh Jehová, en tu ira! Álzate en contra de la ira de mis adversarios y despierta en favor mío el juicio que has mandado.
7 Y te rodeará una congregación de pueblos; sobre ella vuélvete en lo alto.
8 Jehová juzgará a los pueblos. Júzgame, oh Jehová, conforme a mi rectitud y conforme a mi integridad.
9 Termine ahora la maldad de los inicuos y establece al justo; pues el Dios justo pone a a prueba el corazón y la mente.
10 Mi escudo está en Dios, que salva a los rectos de corazón.

Salmos 86: 15-17

15 Mas tú, oh Señor, Dios  misericordioso y clemente, lento para la ira y que abundas en misericordia y verdad,
16 vuélvete hacia mí y ten misericordia de mí; da tu fortaleza a tu siervo, y salva al hijo de tu sierva.
17 Haz conmigo una señal para bien, y véanla los que me aborrecen y sean avergonzados, porque tú, oh Jehová, me
ayudaste, y me consolaste.

Salmos 138: 7

7 Aunque yo ande en medio de la angustia, tú me vivificarás; contra la ira de mis enemigos extenderás tu mano,y me salvará tu diestra.

Probervios 11: 4-6

4 De nada sirven las riquezas en el día de  la ira, pero la justicia libra de la muerte.
5 La justicia del íntegro endereza su camino, pero el malvado caerá por su impiedad.
6 La justicia de los rectos los librará, pero los pecadores en su codicia serán atrapados.

Probervios 15: 1-4

1 La blanda respuesta quita la ira, mas la palabra áspera hace subir el furor.
2 La lengua del sabio emplea bien el conocimiento, mas la boca de los necios profiere sandeces.
3 Los ojos de Jehová están en todo lugar, mirando a los malos y a los buenos.
4 La sana lengua es árbol de vida, pero la perversidad de ella es quebrantamiento de espíritu.

Probervios 16: 14-15

14 La ira del rey es como mensajero de muerte, pero el hombre sabio la apaciguará.
15 En la alegría del rostro del rey está la vida, y su favor es como nube de lluvia tardía.

Jeremias 30: 24

24 No se aplacará el ardor de la ira de Jehová hasta que haya hecho y cumplido los propósitos de su corazón; en los últimos días entenderéis esto.

Miqueas 7: 9

9 La ira de Jehová soportaré, porque pequé contra él, hasta que juzgue mi causa y me haga justicia. Él me sacará a la luz; veré su justicia.

 

A %d blogueros les gusta esto: