Portada » Promesa de Dios

Promesa de Dios

promesa de Dios

La promesa de Dios hacia sus creyentes y hacia sus no creyentes es simple: él vendrá y todos los que creemos en su palabra y vivimos acorde a ella, estaremos a salvo y disfrutaremos de las maravillas que él ha ido a preparar para nosotros. 

Dios nos llama a tener confianza en él y en su palabra, sus obras están hechas y debemos permanecer confiados en que su promesa será cumplida. 

Los momentos difíciles nos podrán agobiar, pero no dejemos que ese sentimiento mal sano nos gane la batalla, Dios es más fuerte y nos sacará airosos de cualquier situación.

A continuación te comparto 10 razones para creer en la promesa de Dios según algunos versículos bíblicos:

Apocalipsis 2:10 No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.

Lucas 8:50 Oyéndolo Jesús, le respondió: No temas; cree solamente, y será salva.

Lucas 1:13 Pero el ángel le dijo: Zacarías, no temas; porque tu oración ha sido oída, y tu mujer Elisabet te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Juan.

Mateo 1:20 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.

Joel 2:21 Tierra, no temas; alégrate y gózate, porque Jehová hará grandes cosas.

Joel 2:19 Responderá Jehová, y dirá a su pueblo: He aquí yo os envío pan, mosto y aceite, y seréis saciados de ellos; y nunca más os pondré en oprobio entre las naciones.

Daniel 10:19 Y me dijo: Muy amado, no temas; la paz sea contigo; esfuérzate y aliéntate. Y mientras él me hablaba, recobré las fuerzas, y dije: Hable mi señor, porque me has fortalecido.

Lamentaciones 3:57 Te acercaste el día que te invoqué; dijiste: No temas.

Lamentaciones 3:41 Levantemos nuestros corazones y manos a Dios en los cielos;

Isaías 41:10 No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia.

Basados en los versículos bíblicos anteriores tenemos argumentos suficientes para creer en la promesa de Dios, por lo tanto te digo NO TEMAS, confía y no pierdas la fe, Dios obrará en tu causa.