Portada » Oración de la mañana

Oración de la mañana

oración de la mañana

Siempre al despertar acostumbro a orar, doy gracias a Dios por el privilegio de poder ver un día mas de vida, esa es mi primera oración de la mañana.

Soy de las que cree que para orar no hay una hora especifica, simplemente hay que hacerlo cuando se siente la necesidad, sin embargo me gusta hacer la oración de la mañana porque encuentro en ello muchas ventajas.

Ventajas de la oración de la mañana

  • Empiezas el día poniendo todo en manos de Dios.
  • Tienes mas probabilidades de que todo lo que hagas te salga bien.
  • Desde el momento de la primera petición de la mañana vas a obtener ayuda para lograr lo que sea que tengas en mente.
  • Dios renovara tus fuerzas si te cansas en el intento.
  • Tu día fluirá de mejor manera.
  • Espiritualmente te sientes muy bien cuando pones tu día en manos de Dios.

Como siempre digo, orar cada día no significa que las cosas malas no puedan pasar, al final todo tiene un objetivo bajo los designios de Dios, pero sin duda, al poner todos nuestros planes en sus manos todo puede estar mucho  mejor, es parte de los Planes de Dios.

Versículos de oración

Salmos 55: 16-18

16 En cuanto a mí, a Dios clamaré, y Jehová me salvará.

17 Al atardecer, y por la mañana y al mediodía oraré y clamaré, y él oirá mi voz.

18 Él ha redimido en paz mi alma de la guerra contra mí, pues había muchos contra mí.

Mateo 6: 5-6

5 Y cuando ores, no seas como los  hipócritas, porque a ellos les gusta el orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles para ser vistos por los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa.

6 Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada tu puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará en público.

Lucas 11: 9-13

9 Y yo os digo: pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá,

10 porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

11 ¿Y qué padre de vosotros, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide pescado, en lugar de pescado, le dará una serpiente?

12 O, si le pide un huevo, ¿le dará un escorpión?

13 Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿Cuánto más vuestro Padre celestial dará a el Espíritu Santo a los que se lo pidan?