Portada » Salmo 13

Salmo 13

salmo 13

 

En muchas ocasiones pensamos que Dios no nos escucha y que por más que oremos él no escucha nuestras peticiones, quizás hasta ponemos en duda nuestra fe, acá te dejo el salmo 13 para copiado en su totalidad.

El salmo 13 aparte de ser corto y de fácil comprensión, pone de manifiesto perfectamente lo expuesto en el primer párrafo.

Salmos 13: 1 Hasta cuándo, Jehová? ¿Me olvidarás para siempre?¿Hasta cuándo esconderás tu rostro de mí?

Salmos 13:2 ¿Hasta cuándo pondré consejos en mi alma, con tristezas en mi corazón cada día?¿Hasta cuándo será enaltecido mi enemigo sobre mí?

Salmos 13:3 Mira, respóndeme, oh Jehová Dios mío; alumbra mis ojos, para que no duerma de muerte;

Salmos 13:4 Para que no diga mi enemigo: lo vencí. Mis enemigos se alegrarían, si yo resbalara.

Salmos 13:5 Mas yo en tu misericordia he confiado; mi corazón se alegrará en tu salvación.

Salmos 13:6 Cantaré a Jehová, porque me ha hecho bien.

No importa cuan desesperados estemos, Dios obra de forma maravillosa en todo el sentido de la palabra, bajo su morada todo tiene un tiempo perfecto y todo llega cuando debe llegar, ni antes, ni después.

Esperar tendrá su recompensa

Ante las adversidades que se presenten, porque estemos claros que siempre van a estar, es importante saber esperar las cosas buenas, tener mucha paciencia y pedir fortaleza al creador, quizás no es fácil lograr lo anteriormente expuesto, pero debemos tener siempre esa disposición. 

Mantenernos confiados en la misericordia del señor es lo que nos permitirá llenarnos de gozo cuando Dios al fin conceda nuestras peticiones.

No siempre nuestras peticiones nos hacen bien, eso es bueno aclararlo, muchas veces pedimos cosas a Dios que al final quizás no nos harán bien y es por esto que Dios se toma su tiempo, para darnos lo que realmente nuestro corazón necesita.  

Que la desesperanza no nos gane la batalla y que triunfe siempre la fe y amor en Dios.