Portada » Vanidad, que dice la biblia

Vanidad, que dice la biblia

vanidad

La vanidad es un sentimiento muy parecido al orgullo cuando es de carácter negativo, las personas que lo padecen son arrogantes, tienen confianza excesiva en si mismos y tienen por lo general cierto aire de superioridad.

¿La vanidad es pecado?

Si, es uno de los sietes pecados capitales desde el punto de vista cristiano. Ser una persona vanidosa nos aleja de Dios y pone en riesgo la promesa divina.

Vanidad en la biblia

En la biblia encontraremos varios versículos que se refieren a la vanidad, a continuación compartimos algunos:

Efesios 4; 17-19

17 Esto, pues, digo y testifico en el Señor, que no andéis más como los otros  gentiles, que andan en la vanidad de su mente,
18 teniendo el entendimiento entenebrecido, ajenos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su corazón;
19 los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza.

Pedro 2: 18-19

18 Porque hablando arrogantes palabras de vanidad, seducen con las concupiscencias de la carne y lascivias a los que
verdaderamente habían escapado de los que viven en el error;
19 les prometen libertad, siendo ellos mismos esclavos de la corrupción. Porque el que es vencido por alguno es hecho esclavo del que lo venció.

Job 35: 13-14

13 Ciertamente Dios no oirá la vanidad, ni la mirará el Omnipotente.
14 Cuánto menos cuando dices que no le ves, que el juicio está delante de él; por tanto, confía en él.

Salmos 4: 2-3

2 Hijos de los hombres, ¿hasta cuándo seguiréis convirtiendo mi honra en infamia? ¿Hasta cuándo amaréis la
vanidad y buscaréis la mentira? Selah
3 Sabed, pues, que Jehová ha a apartado al piadoso para sí; Jehová oirá cuando yo a él clame.

Salmos 24: 4-5

4 El limpio de manos y puro de corazón, el que no ha elevado su alma a la vanidad ni jurado con engaño.
5 Él recibirá bendición de Jehová, y justicia del Dios de salvación.

Salmos 119:  35-38

35 Guíame por la senda de tus mandamientos, porque en ella me deleito.
36 Inclina mi corazón a tus testimonios y no a la a avaricia.
37 Aparta mis ojos para que no vean la vanidad; vivifícame en tu camino.
38 Confirma tu palabra a tu siervo que te teme.

Salmos 144: 4-5

4 El hombre es semejante a la  vanidad; sus días son como la  sombra que pasa.
5 Oh Jehová, inclina tus cielos y desciende; toca los montes, y humearán.

Proverbios 13: 11

11 Las riquezas obtenidas por vanidad disminuirán, pero el que recoge  con mano laboriosa las aumentará.

 

Te puede interesar nuestro articulo El orgullo.